El nuevo reglamento europeo sobre nuevos alimentos ya está en vigor

Los cambios permitirán que el proceso de autorización e introducción de nuevos alimentos sea mucho más rápido
Desde el pasado 1 de enero se aplica en los estados miembros de la Unión Europea el nuevo reglamento sobre ‘nuevos alimentos’ que facilita la introducción en el mercado comunitario de estos nuevos productos alimentarios. Este reglamento nace desde el objetivo de adecuar el sector agroalimentario a los progresos en innovación y avances tecnológicos en relación a la alimentación.
La normativa va a permitir de esta manera que fabricantes, productores y demás eslabones de la cadena alimentaria amplíen el radio de acción de sus negocios, además de poner en bandeja de los consumidores aquellos alimentos de reciente descubrimiento y aumentar la oferta de alimentos tradicionales, con otros innovadores, saludables y nutritivos.
El comisario europeo de Sanidad y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, ha acogido con satisfacción la nueva regulación, considerando que estos cambios permitirán que el proceso de autorización e introducción de nuevos alimentos en el mercado europeo sea mucho más simple y rápido para los solicitantes. Además, se podrá garantizar la inocuidad de estos nuevos productos, ya que estarían regulados por la normativa europea, y se establecerá la normativa para la entrada de alimentos tradicionales en terceros países.
Cambios en el procedimiento

La autorización de este tipo de alimentos se tendrá que hacer a través de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), encargada de evaluar la entrada o no de éstos en el mercado y de demostrar científicamente que es seguro para la Salud Pública. Es de suponer que como en el resto de autorizaciones, los fabricantes deberán aportar la documentación científica que la EFSA evaluará y realizará las pruebas adicionales oportunas. De esta manera, los estados miembros no son responsables de tramitar los procesos y las solicitudes de entrada al mercado de estos nuevos alimentos, lo que permitirá más rapidez en su adecuación al mercado.
Esta nueva reglamentación establece además las condiciones de uso, la designación que se debe atribuir a los productos, así como los requisitos que se deben cumplir en el etiquetado. Por otra parte, y como suele ser habitual en la reglamentación alimentaria, se establece dónde no se aplica la nueva reglamentación, como en determinados aditivos alimentarios, aromatizantes, disolventes de extracción utilizados en la producción de alimentos o en los alimentos modificados genéticamente.

Nuevos alimentos

Dentro de los que se han llamado ‘nuevos alimentos’ se encuentran aquellos que no se utilizaron ni se produjeron antes de 1997, por lo que pueden considerarse ahora como “nuevos”, entre los que se encuentran alimentos que se han producido a partir de microorganismos, hongos y algas, alimentos que contienen, consisten o se han obtenido a partir de cultivos de células o tejidos, alimentos desarrollados con nanotecnología o las estructuras de moléculas modificadas, insectos comestibles, suplementos vitamínicos, y un amplio etcétera de productos que aún están por desarrollar.

Fuentes: EfeAgro, Gastronomía y CIA y Financial Food

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *