Implantación del Plan de Prevención de Riesgos Penales “Compliance” en Cooperativas Agro-alimentarias

Una vez culminada la implantación del Plan de Prevención de Riesgos Penales, será labor del Órgano interno de control “ComplianceOfficer”, el seguimiento de su cumplimiento

El Departamento Jurídico de SIC Agroalimentaria es pionero en la implantación del Plan de Prevención de Riesgos Penales (Compliance) en el marco de las empresas agroalimentarias de nuestra región. Servicio que desarrolla desde 2016.

Por parte de este Departamento se ha iniciado el proceso de elaboración del Compliance penal en Cooperativas Agro-alimentarias y su grupo de empresas, al objeto de realizar la implantación de procedimientos y medidas preventivas concretas para eliminar la responsabilidad penal de las empresas, a través de un modelo de prevención y cumplimiento integral, incorporando códigos de conducta y buenas prácticas de carácter preventivo que permitirán fortalecer la “cultura del cumplimiento”.

Se han desarrollado las primeras reuniones con varios trabajadores de la organización, responsables de diversas áreas de actividad, para identificar los delitos que puedan afectar en función de las actividades que se desarrollan, lo que permitirá elaborar un mapa de riesgos, indicando, para cada delito, la mayor o menor posibilidad de que pueda producirse un ilícito penal. Elaborando un eficaz sistema de prevención que determine las conductas delictivas, las actividades de riesgo dentro de la empresa, las medidas de control a aplicar y los principios generales de actuación que debe seguir todo el personal de la empresa, así como sus administradores y apoderados.

Comportamiento ético

Una vez elaborado el Plan de Prevención de Riesgos Penales, se desarrollaran diversas jornadas formativas para el personal de la empresa al objeto de dar a conocer el documento y reforzar, dentro de la empresa, la cultura del cumplimiento de un comportamiento ético que impida la posibilidad de que se produzca cualquier incumplimiento tanto en el orden administrativo y civil, como en el orden penal.

Una vez culminada la implantación del Plan de Prevención de Riesgos Penales, será labor del Órgano interno de control “Compliance Officer”, el seguimiento de su cumplimiento, mediante la celebración de reuniones periódicas con diferentes responsables de área sectorial y/o departamento, así como verificando las posibles “denuncias” que puedan recibir, mediante un canal interno que será totalmente anónimo, sobre posibles incumplimientos.

Cabe destacar que la implantación del Compliance Penal no es una obligación legal pero permite que las empresas puedan eludir cualquier responsabilidad penal por las acciones que puedan cometer sus administradores, apoderados y/o trabajadores  que estén tipificadas penalmente. Hay que recordar que el Código Penal, desde su modificación en el año 2010, regula la responsabilidad penal de las personas jurídicas, responsabilidad que se puede materializar en penas que van desde la multa económica, La imposibilidad de acceder a subvenciones públicas, la suspensión de actividades o, incluso la disolución y extinción de la Empresa.


Las empresas agroalimentarias interesadas en la implantación de un Plan de Prevención de Riesgos Penales pueden ponerse en contacto con el Departamento Jurídico de SIC Agroalimentaria:

Francisco Seseña: fsesena@sicagroalimentaria.com

Eva Mª Valls: evalls@sicagroalimentaria.com

José Luis Pérez: jlp@sicagroalimentaria.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *